MENU
Un recuerdo eterno

Los eventos son los cimientos del recuerdo. Los días memorables: los bautizos, las comuniones, los cumpleaños, las despedidas de soltera, los baby shower… son esas reuniones que permanecen indelebles en la memoria. Y serán las fotos de esas risas y esas lágrimas de alegría las que nos ayuden a fijar esos instantes.

En ocasiones un evento digno de pasar a nuestra historia no tiene por qué conmemorar un gran acontecimiento. Quizá una barbacoa, una fiesta, una entrañable reunión de viejas amigas o compañeras de trabajo puede acabar siendo una fecha inolvidable. Pues es ahí donde quiero estar, para ayudarte a que en ese día nunca se ponga (o salga) el sol.

También sé que el trabajo es un pilar fundamental de la vida. Por eso las fotografías corporativas son necesarias y nos ayudan a progresar, a crecer, a tener memoria y futuro. Instantáneas de los empleados de una empresa, de un producto, de un local, es una referencia imprescindible para dar a conocer un negocio, para dar testimonio de quienes somos ahí fuera.

CERRAR